Aunque podemos encontrar mucha información sobre este tema, lo cierto es que hay demasiadas dudas al respecto, básicamente por la distorsión en su uso práctico que, a menudo, está mezclado con otras técnicas e incluso filosofías, así que voy a explicarte claramente qué son los Registros Akáshicos.

Cuando hablamos de los Registros Akáshicos nos referimos a un lugar, entendiendo como lugar un espacio multidimensional fuera de nuestra dimensión actual, al que podemos acceder con un cierto estado de vibración elevado.

Este “lugar” del que hablamos, lo tratamos de entender bajo nuestra mente terrenal, humana, de la tercera dimensión, en la que vivimos en este planeta. Así, lo interpretamos como una gran biblioteca en la que están registrados todos los sucesos, historias, decisiones, y toda suerte de detalles de la existencia de cada una de nuestras almas.

En esta biblioteca, en este gran registro, se encuentran los archivos en los que está reflejada, escrita, todas las experiencias de tu alma desde el principio de los tiempos hasta el día de hoy, con todo detalle.

En este plano multidimensional se almacena toda esa información existencial de tu alma y, con la correspondiente frecuencia de vibración mental y el entrenamiento necesarios, podemos acceder al Registro Akáshico y obtener información que queramos conocer y que nos sea permitida.

Los Registros Akáshicos son conocidos también, por otras culturas, en otras épocas, como las Tablas de Toth, el Libro de la Vida, la Memoria del Alma,… y otros muchos nombres en distintas tradiciones.

AKASHA es una dimensión vibracional, un campo vibratorio, no un lugar físico, incluso podemos interpretarlo como un estado de consciencia donde todo está grabado. donde poder leer las huellas de todo lo que ha ocurrido en el universo.

Cada una de nuestras almas tiene sus propios archivos akáshicos y podemos acceder a ellos desde mediados del siglo pasado gracias a una canalización de una anciana, en México, que la llevó a dar a conocer el mensaje que sus ancestros le habían hecho llegar trayendo a la tierra, lo que llamaron, “El conocimiento del tiempo”, lo que hoy conocemos como Registros Akáshicos.

Comunicó este mensaje a Juan Prochaska, un noble español expatriado, quien tuvo la misión de dar a conocer la Oración Sagrada y enseñar cómo usarla para que toda la humanidad pudiera acceder a esta información y para ayudar así a despertar a todos aquellos que buscaran el conocimiento.

A finales de los 60, comenzó a enseñar cómo acceder a los Registros Akáshicos propios y de otras personas.

registros akáshicos

LECTURA DE REGISTROS AKÁSHICOS

Para acceder a la información de nuestros Registros Akáshicos necesitamos acudir a un Lector de Registros Akáshicos que, tras la correspondiente iniciación, conoce las técnicas para llegar a la información y obtener las respuestas a las preguntas de otras personas sobre las dudas que se le planteen.

También, si prefieres acceder personalmente sin ayuda de un interlocutor, puedes asistir a una formación y su correspondiente iniciación (Registros Akáshicos Nivel 1) para aprender a leer tus propios archivos personales de tu alma.

En una Lectura de Registros Akáshicos se plantean varias preguntas antes de comenzar la sesión. Las cuestiones tienen que estar realcionadas siempre con las experiencias pasadas de tu alma, y no debemos confundir estas consultas con otras técnicas de adivinación o futurología.

Aquí te muestro algunas de las preguntas habituales, aunque solo son un ejemplo de las que podrías realizar. Normalmente, una sesión consta de unas 10 preguntas, aproximadamente:

  • ¿Con qué talentos he encarnado en esta vida, que debo ahora emplear para continuar con mi crecimiento?
  • ¿Cuál es mi mayor desafío en este momento?
  • ¿Qué tengo que aprender de esta situación?
  • ¿Cuál es mi propósito de vida?
  • ¿Por qué siempre que comienzo algo no lo acabo?¿Cómo puedo desbloquear mi vida afectiva?
  • ¿Qué relación tuve en vidas pasadas con…?
  • ¿Cuál es mi origen álmico?
  • ¿Qué pautas de conducta vine a transmutar?
  • ¿Qué tareas dejé por cumplir en mis vidas pasadas?
  • ¿Qué bloqueos kármicos me impiden abrazar la prosperidad?
  • ¿Qué misión quería cumplir mi alma cuando decidí encarnarme en esta vida?

Las preguntas pueden ser muy variadas dependiendo de la necesidad de información de cada uno pero, en una lectura de Registros Akáshicos, el lector canalizará los mensajes de los archivos, a la vez que los que quieran trasladarte los Maestros ascendidos, tus guías espirituales y tus ancestros en la luz.

Terapia Akáshica

Tras una lectura de Registros Akáshicos, si el Lector ha avanzado en su camino, ha recibido otras iniciaciones más elevadas y se ha formado como Terapéuta Akáshico, te dará las indicaciones para sanar antiguos problemas.

A través de la Terapia Akáshica podrás conseguir cortar lazos kármicos que te están bloqueando desde otras vidas pasadas o realidades paralelas, anular votos y decretos que te están atando a ciertas circunstancias, liberarte de la falta de perdón, recibir ayuda de seres de luz o guía especial de tus guías espirituales y ancestros, o resolver problemas que llevas arrastrando de herencias inconscientes de tu clan familiar durante vidas anteriores y realidades paralelas.

Acceder a este mundo interdimensional te puede dar mucha claridad y despertar tu consciencia sobre quién eres, la naturaleza de tu Ser y tu Alma, y así poder resolver tus dudas y liberarte de problemas que se tejen en planos distintos al que vives normalmente, y que pueden hacer una gran diferencia en tu vida actual y la de los que te rodean.

Pin It on Pinterest