Cuando decidimos formarnos en cualquier disciplina o técnica, nos encontramos con una lluvia de opciones distintas y dispares que nos confunden y nos impiden decidir con claridad. En este post te contaré cómo escoger un curso de Flores de Bach que sea realmente adecuado para ti y te explicaré el por qué.

¿QUÉ HAY QUE SABER DE LAS FLORES DE BACH?

Básicamente, necesitas conocer un poco de historia para entender la filosofía principal que llevó al Dr. Edward Bach, un médico investigador británico que hizo importantes contribuciones al campo de la inmunología y las vacunas, a descubrir las propiedades terapéuticas vibracionales de las flores.

También debes aprender los distintos métodos de extracción y mantenimiento de las esencias florales, así como la creación de lo que llamamos la Tintura Madre y las botellas de Stock para crear las distintas diluciones en terapia, ya sean en su formato de aplicación habitual o en diluciones homeopáticas.

El gran bloque de conocimiento al que debes poder acceder es el de los aspectos positivos y los aspectos negativos de cada una de las 38 flores de Bach. Aprenderás los estados y las funciones de las 38 esencias que desarrollo el Dr. Bach, 37 flores y una esencia fruto de la vibración propia de una localización física (Agua de roca), y que dio paso a un abanico de investigación fantástico para nuevos creadores de esencias. Y, por supuesto, la receta especial llamada “Elixir de urgencia” o “Rescate” (R5), una fórmula para momentos críticos que esta formada por la combinación de 5 esencias:

  • Cherry Plum (Cerasífera): para situaciones en que nos cuesta controlarnos, que perdemos el rumbo y nos falta fuerza de voluntad.
  • Rock Rose (Heliantemo): esta flor permite tratar momentos de pánico y desesperación
  • Clematis (Clematide): una flor ideal para etapas en las que nos dejamos llevar por las circunstancias. Recomendable cuando nos cueste tener los pies en la tierra, concentrarnos o prestar atención a nuestro alrededor.
  • Impatiens (Imapciencia): como su nombre indica, esta flor trata la impaciencia. Nos aportará calma y nos ayudará a actuar a un ritmo más lento y reflexivo.
  • Star of Bethlehem (Estrella de Belén): flor para tratar cualquier tipo de shock o trauma que ha creado un bloqueo físico o emocional en nosotros. Nos ayuda a afrontar nuevas etapas y eliminar enquistamientos.

Tras conocer las esencias florales debes aprender a construir las combinaciones y las diluciones correctas para aplicar en su uso terapéutico en personas, animales, plantas, lugares, situaciones, nudos kármicos, bloqueos de constelaciones familiares, etc…

Y, por último, necesitas aprender las diferentes técnicas de diagnóstico que puedes hacer servir para dilucidar las esencias que cada tratamiento requiera.

Ya solo queda tener tu propio Set de Esencias Florales y empezar a crear tus recetas personalizadas.

NATUROPATIA SABADELL MEDICINA NATURAL NATUROPATA

OPCIONES A ESCOGER PARA UN CURSO DE FLORES DE BACH

La oferta de cursos de Flores de Bach puede ser bastante extensa, pero voy a intentar resumirte las opciones más comunes y qué puedes esperar de ellas:

SEMINARIO DE FIN DE SEMANA (o incluso menos)

¿Crees que puedes aprender todo lo que hay que aprender sobre las esencias florales en un par de días?… Pués, quizás te sorprenda mi respuesta; sí se puede. Aprender es fácil, y si eres hábil en memorizar lo que te expliquen saldrás del seminario con un montón de datos e información en tu cabeza… pero cuidado… eso no quiere decir que estés preparad@ para llevar a cabo un tratamiento con Flores de Bach.

Voy a ponerte un símil sencillo; escoger un curso de Flores de Bach de fin de semana (o incluso menos) te llevará a saber lo mismo que si te hubieras comprado un libro, solo que un poco más caro y habrás pasado el día o el fin de semana fuera de casa.

Así que si buscas acumular conocimiento te puede servir esta opción pero, en ningún caso, me pondría en las manos de un terapeuta formado en un fin de semana si yo tuviera un problema.

La verdad es que este sistema ha sido el más utilizado por la velocidad, la facilidad de obtener un título rápidamente, la preferencia a la hora de escoger un curso de Flores de Bach por los alumnos impacientes (que necesitarían tomar unas gotas de Impatiens y Oak),… pero eso ha dado lugar, también, a muchos terapeutas que no obtienen resultados con sus pacientes, y eso se traduce en personas incrédulas en torno a una terapia que no les ha funcionado.

Yo he recibido a muchos pacientes así en mi consulta que me han dicho “No, Óscar, yo ya probé las Flores de Bach y no me hicieron absolutamente nada”; por suerte, cuando confían en mí y descubren los verdaderos efectos de una terapia bien aplicada se enamoran de esta técnica, incluso muchos acaban asistiendo a mis cursos de Flores de Bach o a mis Talleres de usos concretos de las Flores de Bach.

CURSOS de 1 o 2 años (y de varios niveles)

Bueeeeno,… tampoco hay que fliparse… Me parece una verdadera tomadura de pelo el hecho de mantener a tus alumnos durante tanto tiempo enganchados a vete tú a saber qué, porque en el mundo de las esencias florales podemos adentrarnos en otras esencias como las Nuevas Esencias de Korte, las Flores silvestres, las Flores de Bush, las Esencias del Himalaya, las Esencias de Chakras, las Orquídeas y las Gemas,… y todas ellas son fantásticas.

Yo las conozco todas y me parecen espectaculares y recomendables, pero si hablamos de Flores de Bach versus el resto de esencias, te puedo decir, como mi opinión a partir de mi larga experiencia trabajando a diario con ellas, que no hay aspecto a tratar que no podamos trabajar con el Set de los 38 remedios del Dr. Bach.

Y, por supuesto, me encanta trabajar con un R7 (Rescate con 2 esencias añadidas de Lotus y Self-heal) y usar la esencia de delfín, ballena, cosmos, y perfilar aspectos con ajo salvaje, lirio o consuelda pero te aseguro que, de no tenerlas, tienes un botiquín completo con las 38 esencias del Dr. Bach.

flores de bach ESCOGER UN CURSO TERAPIA CONSULTA

LO MÁS IMPORTANTE A LA HORA DE ESCOGER UN CURSO DE FLORES DE BACH

En mis cursos de Flores de Bach aporto, evidentemente, toda la teoría y conocimientos que ya te he descrito al principio de este post, pero el centro de foco de toda la formación es la experiencia práctica.

Y no hablo solamente de poner en práctica terapias para comprobar sus resultados, sino de experimentar las sensaciones que cada esencia floral es capaz de despertar en nosotros mismos que es, exactamente, el mismo método que llevo al Dr. Bach a definir los 38 remedios.

Estoy seguro de que el Dr. Bach no pudo alcanzar, ni por asomo, a vislumbrar todos los aspectos que tenemos hoy en día de cada esencia floral y, además, estoy seguro de que aún quedan muchos más aspectos por descubrir. Por eso, en las clases dedicamos una parte del tiempo a seguir experimentando con las flores una por una, para seguir aprendiendo sobre todo lo que aún tienen que contarnos.

A parte de la experimentación individual con las flores, y de algunas combinaciones simples, incluso con algunos devaneos con otras esencias, me interesa muchísimo concentrarme en el diagnóstico y la terapia, ya que es la vía a través de la que encauzaremos todo este conocimiento.

Por ello, a menudo usamos la Psicología trascendental, la cosmopsicología, la numerología, la kinesiología, la técnica metamórfica, los registros akáshicos, la radiestesia, las constelaciones familiares, y un largo etcétera de herramientas, técnicas y estrategias.

Si después de todo el conocimiento no sabemos dar con la combinación y dosificación adecuadas, si no sabemos detectar cual es el problema a tratar (realmente, no el que nos cuentan), si no sabemos testar qué esencias favorecen más en este momento de cambio al paciente, si no acertamos con la cantidad de gotas necesarias de cada flor,… ¿de qué habrá servido?


Estas claves me parecen esenciales y por eso las incluyo en mis cursos y talleres, y espero que te sirvan de orientación para tener un buen criterio a la hora de escoger un curso de Flores de Bach.

Pin It on Pinterest